El Mover de Dios

\"\"
\"\"

La Biblia describe la historia de un hombre que había estado enfermo por 38 años cuando Jesús lo vio acostado junto con otros “enfermos, ciegos, cojos, y paralíticos\”. En realidad, todos ellos estaban juntos esperando un milagro, pero no necesariamente de Jesús. Los enfermos tenían su fe en un estanque. La Biblia dice:

“Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y gitaba el agua; y el primero que descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese”. (Juan 5:4) RVR1960

Tal vez en este momento pensamos que nuestro milagro o cambio vendrá de cierta manera. Pero Jesús tiene sus propias maneras de obrar. El quiere recibir la honra!

Jesús le pregunta a este hombre “¿Quieres ser sano?”.

Si no estamos listos a reconocer la voz de Dios tal vez podamos perder la oportunidad de ser usados y transformados.

Este hombre, no conocía a Jesús y por eso no tenía ninguna expectativa. El hombre le respondió a Jesús diciéndole las razones por las cual él no podía ser sano. Pero,

“Jesus le dijo: Levantate, toma tu lecho, y anda”. (Juan 5:8) RVR1960

Este hombre fue sano y pudo testificar de los milagros de Cristo. Esta jornada de ayuno y oración nos ayudará a ser sensibles a la voz de Dios. Al escuchar la voz de Dios nosotros podremos actuar a lo que él nos pide. Tal vez Dios te esté llamando a dejar pretextos, resentimientos, rencores, amarguras, oh cualquier cosa que esté limitando el mover de Dios en tu vida. Te motivo a que pases tiempo en su palabra y tiempo con él en oración.

Que está impidiendo el mover de Dios en tu vida?


\"\"